21 CONSEJOS PARA ESTA CUARENTENA

5
Publicado el 18 de marzo
OS DEJO 21 CONSEJOS POR SI A ALGUIEN LE PUEDEN SERVIR EN ESTA CUARENTENA... SE AGRADECE DIFUSIÓN

1. Compra según tus verdaderas necesidades

Ir al supermercado con guantes, hacer cola, guardar la distancia de seguridad, lavarse las manos… todo ello ya es estrés suficiente como para andar por el super sin rumbo. Nuestro primer consejo: FIJA UNA RUTINA Y UNA LISTA DE COMPRA CLARA Y SOLIDARIA.

2. Haz una lista de la compra inteligente

Prioriza los no perecederos o perecederos de larga duración; pasta, arroz, legumbres, aguas, zumos, leches, jabones, pan de molde, patatas… No compres como si los supermercados fueran a cerrar ni te fijes en lo que compran los demás. Si en casa gastas 1 rollo de papel higiénico al día y ya tienes 72 rollos… ¡No necesitas comprar más en 2 meses! Contabiliza por días y unidades consumidas. Tampoco te quedes deambulando por los pasillos mirando "a ver qué más necesitas", ve primero a por lo más necesario del listado y si luego resulta que te has olvidado de coger galletas de chocolate, mejor para tu dieta

3. ¡No vayas al super si no es estrictamente necesario!

Si la última vez ya cargaste suficiente comida como para pasar un invierno nuclear, espera unos días para hacer tu siguiente compra. Te expondrás menos a un posible contagio y a la vez expondrás menos a tu familia. Lo ideal es que no vayas más de 1 vez por semana al super. Reducirás el impacto sobre los lineales de productos y la gente comprará con menor ansiedad. Ir al supermercado cada día rompe el propósito de la cuarentena.

4. Teletrabaja, estudia o aporta

Ahora que ya tienes tus despensa llena, debes tener claro que lo más importante en este período de incertidumbre es que sigas siendo útil para ti mismo, para tu familia y para la sociedad. Si no eres ni estudiante ni trabajador, puedes buscar formas de ayudar a otras personas. Estar en el sofá viendo series puede parecer un plan fantástico durante un tiempo, pero si te limitas a hacer sólo eso pronto sentirás hastío y puedes caer en conductas perjudiciales que empeorarán tu calidad de vida y la de tu familia. Mantén una rutina de actividad diaria para seguir siendo una persona productiva .

5. Destina un horario fijo y sin interrupciones

Ponte la alarma y levántate a la misma hora que solías empezar tu jornada (aunque luego estés menos horas). Aquí sabemos bien lo que es teletrabajar desde hace años, y podemos decirte que si no estableces un horario claro de inicio y de fin, con sus correspondientes pausas para estirar las piernas o comer algo, pronto abandonarás tu rutina de trabajo o no te resultará sostenible en el tiempo.

6. Vístete por los pies cada día

Andar por casa en pijama y sin duchar es otro de los tópicos del teletrabajo, pero no es cierto en absoluto. La gente que teletrabaja suele llevar rutinas normales de higiene y decoro para mantener su imagen y su autoestima. Dúchate, vístete y arréglate como si fueras a salir a la calle (aunque no vayas a hacerlo). Es imprescindible para evitar un ambiente de "nadaimportismo"

7. Deja aparcadas las distracciones

Si al día le restas 7 horas de sueño y 7 de trabajo, aún te quedan 10 largas horas para el ocio, incluidas las maratones de Netflix y los memes de papel higiénico, así que mejor concéntrate en lo que estás haciendo ahora. Cuando termines ya tendrás tiempo de sobra para mirar el móvil, jugar a videojuegos, chequear redes sociales o tantas otras cosas que pueden estropear una buena sesión de estudio o teletrabajo. Instálate en un entorno sin distracciones. También puedes aislarte con unos auriculares con cancelación de ruido.

8. Plantéate objetivos diarios y ve cumpliéndolos

Por ejemplo: “Aprenderme la lección tal” o “terminar el informe cual”. Intenta llevar una lista de hitos o tareas (“to-do list”) para ir marcándolos como “hechos”. Hay muchas Apps de listas de tareas que te pueden ayudar con esto. Intenta centrarte en los hitos más relevantes y si te atascas con alguno, o no tienes la motivación suficiente para afrontarlo en ese momento, ve completando otros menores. Cuando te des cuenta habrás terminado una pila de trabajo enorme Nota: Esto también es válido para el resto de tareas del hogar.

9. Prepara las comidas de toda la semana

Ahora que ya no tienes reuniones, cenas de amigos ni guardería sabes seguro que vas a comer en casa, así que una correcta planificación de comidas resultará fundamental para una compra más inteligente y solidaria. Aprovecha para preparar tuppers o congelar parte de lo cocinado. Ahorrarás dinero, tiempo, consumirás menos recursos (agua, electricidad, gas), desperdiciarás menos comida y necesitarás ir menos veces al supermercado. ¡Es una cadena de solidaridad y ventajas!

10. Escoge para ti y tu familia una dieta saludable

A ser posible basada en el plato de Harvard, esto es, con mayor predominio de verduras y alimentos integrales, una dosis adecuada de proteínas y alguna porción de fruta de larga duración. Con pavo o pollo, quinoa, avena, frutos secos, verduras descongeladas, pasta o arroz cubrirás todas esas necesidades de sobra y sin arruinarte. En estos días de poco gasto calórico evita comer alimentos hiper-grasos / azucarados / salados como ganchitos, galletas, patatas fritas, hamburguesas, dulces y demás tentaciones, que si bien son aceptables en momentos especiales, acabarán lastrando tu dieta. Si pides comida a domicilio… que sea variada y saludable. En lugar de contar calorías, analiza los macronutrientes que te aporta la comida real y minimiza el consumo de ultraprocesados. Ahora tienes tiempo para aprender de los mejores nutricionistas leyendo libros esenciales como "Más vegetales, menos animales" de Julio Basulto, o "Mi dieta cojea" de Aitor Sánchez García.

11. Practica ejercicio cada día

Mens sana in corpore sano nunca había sido tan aplicable. Y es que uno de los peligros de estar varias semanas sin salir de casa es dejar de hacer ejercicio, ya sea por apatía-pereza o por falta de recursos-conocimientos. Practicar ejercicio moderado aumenta tu estado de actividad y alerta, mientras que dejar de hacerlo te hunde en un pantano de cansancio y apatía.

12. Un poco cada día es suficiente (ejercicio)

Es mejor que hagas 10-15 minutos de ejercicio suave y controlado cada día, que matarte a sudar para no volver a moverte del sofá en toda la cuarentena. Acelerarás un poco tu metabolismo y comerás mejor y con menor ansiedad. La clave no es tanto el tipo de ejercicio como su calidad de ejecución y sostenibilidad. En Internet ya hay varias publicaciones deportivas que ofrecen tablas de ejercicios gratuitas, pero te recomiendo especialmente la que propone la periodista y especialista en ciencias del deporte Sara Tabares (del programa Ser Saludable), y autora del libro “Entrena bien, vive mejor”

13. Mejor calidad que cantidad (ejercicios)

Más importante que la cantidad de ejercicios que hagas, será la calidad de estos y la implicación del mayor número de grupos musculares. Puedes dedicar 10 minutos al ejercicio aeróbico sobre elíptica, bicicleta o cinta ergométrica, y otros 10 o 15 al trabajo de fuerza y movilidad. En Amazon o El Corte Inglés tienes algunas bicicletas estáticas baratas desde 120€. Pero en realidad bastará con tu propio peso corporal para hacer planchas, flexiones, etc. Eso sí, ante la duda, pregunta a un profesional antes de arriesgarte a una lesión.

14. Reserva un espacio y un horario (ejercicio)

Sin distracciones (el móvil casi siempre). La clave del ejercicio en casa está en encontrar el momento y el lugar. Si lo haces así crearás un hábito en apenas una semana y casi sin darte cuenta. Busca una hora del día en la que no molestes a nadie ni te molesten a ti tampoco. Hacer ejercicio por la mañana es ideal para activar el cuerpo, tonificar los músculos y afrontar el día con un chute de energía extra. ¡VAMOS!

15. Tiempo de aprendizaje es tiempo ganado

¿Crees que la cuarentena del coronavirus son 15 días perdidos? Pues probablemente si no te levantas del sofá así sea. Pero si lo que quieres es aprovechar el tiempo, Internet es la herramienta perfecta para dominar lo que te propongas. Tienes foros especializados, reddit, grupos de debate en Telegram, ebooks, blogs, manuales, vídeos sobre cualquier tema que se te ocurra…

16. Limpia y redecora tu hogar

¿Cómo que no tienes nada que hacer? ¿Y esa montaña de libros que hay en el salón? ¿Y esa bola de ropa sucia en el dormitorio? ¿Y el dedo de polvo que se acumula en el aparador? Piensa una cosa: cuanto más limpia y ordenada esté tu casa, menos probabilidades de contagio habrá para ti y para toda tu familia. Además, una casa despejada te ayudará a adoptar rutinas y actitudes más sanas y proactivas.

17. Revisa tu contabilidad y tus finanzas

Ahora que la economía mundial está bajo mínimos y peligran muchos puestos de trabajo, es más importante que nunca tener controlada y saneada nuestra economía doméstica.

18. Estudia cómo sacar partido a tu dinero

Probablemente en estos momentos de crisis e incertidumbre ni si te pasa por la cabeza invertir en nada, y menos anticipando situaciones adversas (enfermedad, despido, reparaciones, etc). Pero tan importante como saber el dinero que tienes, de dónde viene y a dónde va, es estudiar y entender los instrumentos financieros que existen para sacarle partido. Quizás ahora no, pero en un futuro cercano puedas diversificar tus ahorros al mismo tiempo que haces frente al incremento de precios al consumo que los devalúan.

19. Organiza tus documentos, archivos, fotos, correo...

Hoy en día movemos tanta información por email, redes sociales, grupos de mensajes, facturas, recibos, papeles del colegio, trabajo, informes... que acabamos acumulando miles de documentos, referencias, contactos o enlaces que luego no volvemos a encontrar, o perdemos al formatear el móvil o el ordenador, incluso teniendo el guardado en la nube…

20. Juega, educa y organiza actividades familiares

Ahora mismo más que nunca puedes aprovechar para desarrollar juegos y actividades en familia.

21. Retoma contactos y preocúpate por los demás

Nunca es tarde para preguntar "cómo estás"
Ahora que parece que tienes todo el tiempo del mundo, ya no tienes excusa para no llamar o escribir a esa persona que hace tanto que no ves o con la que ya casi no hablas. Basta un "¿Cómo va todo?" Por WhatsApp, por email, con una llamada, o incluso puedes hacer un cara a cara virtual por Skype… Seguro que lo agradece y tú te quedas más tranquilo/a al conocer su situación real. Eso sí, intenta animarle y no negativizar demasiado la situación global o la cuarentena, que todos sabemos lo delicada que es...
Actualizaciones de la comunidad
Trucos para ahorrar
5 comentarios
Está genial!!! Me ha encantado!! Eres un grande!! Abrazo y a cuidarse mi gente! #yomequedoencasa
Luigi9019/03/2020 00:24

Está genial!!! Me ha encantado!! Eres un grande!! Abrazo y a cuidarse mi …Está genial!!! Me ha encantado!! Eres un grande!! Abrazo y a cuidarse mi gente! #yomequedoencasa


Muchas gracias crack!!! A quedarse en casa que no queda otra!
22. Si en tu zona hay gitanos obvia los tres primeros puntos porque no conocen sino el ansia viva y el arrasar con todo. Intenta madrugar y forrarte el abdomen por si intentan pincharte.... en fin, muy buena lista y ánimo gente.
Yo llevo en pijama toda la semana lamentándome no haber huido cuando podía. He cogido 1 kilo y medio a este paso va a ser peor el remedio que pillar el virus
No comprar nada a domicilio, nos ponemos las mascarillas, pero no nos importa exponer a los repartidores, reponedores, conductores y todas sus familias a ese riesgo. Todo por ahorrarnos 10€ en un movil
Publica un comentario
Avatar
@
    Texto

    Temas