Comercio electrónico: cambios en el IVA - Pagarás el IVA sea cual sea la cuantía

Publicado 01 jul 2021
Cambios en el IVA de las compras online: desde el 1 de julio, cualquier producto que venga de fuera de la Unión Europea deberá pagar IVA.

Muchos consumidores hacen sus compras en tiendas que no pertenecen a la Unión Europea, como la famosa Aliexpress.
Las importaciones de fuera de la UE pasan por aduana

Los bienes procedentes de fuera de la Unión Europea (o de territorios en los que no se aplica el IVA, como Canarias, Ceuta o Melilla) están sujetos al IVA y a los aranceles que correspondan: la mercancía debe pasar por la aduana para liquidar el impuesto y los aranceles. Hasta ahora, en el comercio electrónico:

  • Los bienes con un valor de hasta 22 euros estaban exentos de IVA.
  • Las mercancías de menos de 150 euros no pagaban aranceles.

Por tanto, cuando comprabas algún objeto de menos de 22 euros, ese bien no estaba sujeto a trámites aduaneros y no había que asumir ningún coste. Si se superaba esa cuantía, el consumidor sí estaba obligado a pagar en la aduana ese importe, al que había que sumar la comisión por realizar los trámites aduaneros correspondientes que aplicaba la agencia de transportes encargada del envío (Correos, FEDEX, DHL, UPS, etc).

Cambios desde el 1 de julioEste sistema era una fuente de evasión fiscal, ya que muchas tiendas extranjeras declaraban un valor de la mercancía inferior a 22 euros, imposible de verificar en la práctica por el gran volumen de comercio electrónico extracomunitario. Pero a partir del 1 de julio todo pedido que venga de un territorio fuera de la Unión Europea tendrá que pagar IVA, sea cual sea su importe.

Un cambio que afecta directamente al consumidor¿Qué supone este cambio para el comprador? Pues depende de los casos.

  • Si el vendedor o el marketplace se acogen al nuevo régimen especial de Ventanilla Única de Importación, conocido como IOSS (Import One Stop Shop), el consumidor pagará el producto con el IVA incluido y será la tienda o la plataforma la que se encargará del ingresar el pago en Hacienda. En ese caso, el comprador recibirá el pedido en su casa de la misma manera que si lo hubiera comprado dentro de la Unión Europea, sin más trámites. Esta es la opción que ofrece más seguridad al consumidor, que se garantiza que el importe que paga en el momento de la compra es el importe final y evita sorpresas o costes inesperados.
  • Si la tienda online no se suma a la Ventanilla Única de Importación (no están obligadas a hacerlo), las cosas son diferentes: si se compra en una tienda no registrada en elImport One Stop Shop, el IVA se seguirá recaudando en la aduana:
  • El consumidor pagará el producto sin IVA en el momento de la compra.
  • Posteriormente, cuando llegue a la aduana, tendrá que pagar el IVA a Correos o a la empresa de mensajería, que serán los encargados de ingresarlo en Hacienda.
  • Además, tendrá que pagar una comisión por la gestión del trámite, con lo que no recibirá su pedido hasta que no se abonen esos importes. Correos y las empresas de mensajería están desarrollando sistemas para hacer los pagos online.
  • Los consumidores también tiene la opción la realizar ellos mismos las gestiones, ahorrándose la comisión. Para ello habrá que indicar a la agencia de transporte que se va realizar el trámite personalmente, realizar el pago del IVA en la web de la agencia tributaria, identificándose mediante clave PIN o certificado digital. Posteriormente habrá que aportar el justificante de pago emitido por la agencia tributaria a la empresa encargada del envío, siguiendo el procedimiento que la empresa establezca.
  • En las compras por un valor superior a 150 euros, la situación no cambia. Estos bienes están sujetos a arancel: Correos o la empresa de mensajería se encargará de tramitar el Documento Único Administrativo (DUA) de Importación y el IVA, y repercutirá al consumidor junto a su comisión por la gestión de dichos trámites.

Compras unos 5 euros más caras

La Ventanilla Única de Importación es el sistema más seguro y en principio económico: pagarás lo que se indica en el momento de la compra. Pero las tiendas situadas fuera de la Unión Europea no están obligadas a acogerse a este sistema, y muchas no lo hacen.

Si compras en un establecimiento online de fuera de la UE, mira si incluye o no el IVA: si no es así, tendrás que pagarlo cuando llegue a la aduana, más la comisión de la empresa de transporte (que te puedes ahorrar si lo haces tú mismo, aunque ya te adelantamos que el trámite en la actualidad no es sencillo). No sabemos todavía cuál será la cuantía de esas comisiones, pero pueden rondar los 5 euros por envío, lo que encarecerá la compra si la tienda no se acoge al sistema IOSS.


Fuente: OCU, 30 de junio de 2021.
Actualizaciones de la comunidad
Otros temas
Temas
18 comentarios
Publica un comentario