Publicado 11 dic 2021
La Comisión Europea ha acogido con satisfacción el acuerdo político alcanzado por el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE sobre el nuevo Reglamento de itinerancia. El nuevo Reglamento prorrogará hasta 2032 el sistema actual por el que los ciudadanos no pueden estar sujetos a cargos adicionales por las llamadas o los datos utilizados mientras viajan dentro de la UE y también aportará nuevas ventajas.

693650-zP9wt.jpg
Los ciudadanos podrán llamar, enviar mensajes de texto y utilizar los datos móviles mientras viajan por la UE sin costes adicionales y con la misma calidad que tienen en casa; tendrán un mejor acceso a las comunicaciones de emergencia, independientemente del lugar de Europa en el que se encuentren; y tendrán derecho a una información clara cuando un servicio que utilicen en itinerancia pueda causar cargos adicionales involuntarios.

El reglamento entrará en vigor el 1 de julio de 2022.

"Desde 2017 hemos disfrutado del fin de las tarifas de itinerancia", ha señalado Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva para una Europa adaptada a la era digital. "Y, hoy nos hemos asegurado de que podamos mantener estos beneficios durante otros 10 años para seguir conectados y llamar, enviar mensajes de texto y navegar por internet sin costes adicionales, cuando viajemos por la UE. Al mismo tiempo, con este nuevo reglamento también mejoramos la calidad de la experiencia de la itinerancia."

"Pasar las vacaciones en Grecia, Austria o Bulgaria. Visitar a clientes o proveedores en Italia o Estonia; viajar al extranjero sin tener que preocuparse por las facturas telefónicas es una parte tangible de la experiencia del mercado único de la UE para todos los europeos", declaró Thierry Breton, Comisario de Mercado Interior. "Hoy no sólo nos aseguramos de que esta experiencia continúe, sino que la mejoramos: mejor calidad, mejores servicios, incluso más transparencia".

Tras la propuesta de la Comisión sobre el nuevo Reglamento de Itinerancia en febrero de 2021, las nuevas normas ampliarán las ventajas del "Roam como en casa" para los viajeros hasta 2032 e introducirán ventajas y protecciones adicionales para los consumidores:

Los consumidores se beneficiarán del acceso a los servicios de itinerancia, mientras viajan, con la misma calidad a la que están acostumbrados cuando están en casa. Los consumidores que habitualmente disponen de servicios 5G en casa también podrán disfrutar de servicios 5G en itinerancia siempre que estén disponibles. Si hay factores específicos que puedan afectar a la calidad de la experiencia de itinerancia, los operadores deberán informar rápidamente a sus clientes.

Mientras viajan al extranjero, los ciudadanos pueden necesitar llamar a números de atención al cliente, servicios de asistencia o compañías de seguros. Mientras que estos servicios suelen ser gratuitos o con tarifas limitadas cuando se llama desde casa, los consumidores suelen tener que hacer frente a costes adicionales y facturas exageradas cuando marcan desde el extranjero. A partir de ahora, los operadores están obligados a informar adecuadamente a sus clientes sobre estos gastos adicionales cuando están en el extranjero, para que puedan elegir con conocimiento de causa el uso de estos servicios.

Los viajeros pueden enfrentarse a facturas sorprendentemente elevadas cuando su teléfono se conecta a redes no terrestres, por ejemplo si están en un avión o en un barco. El nuevo reglamento garantiza una mejor información y una interrupción automática de tales servicios cuando la factura alcanza un coste de 50 euros, u otro límite predefinido. Los operadores podrán ofrecer servicios adicionales, como la posibilidad de renunciar a la itinerancia en aviones y barcos.

La nueva normativa sobre itinerancia establece tarifas mayoristas más bajas. Se trata de los costes que cobran los operadores de telefonía móvil de acogida, a cambio del acceso a sus respectivas redes, lo que garantiza que los operadores de telefonía móvil visitantes y sus clientes se beneficien de los servicios de itinerancia en el extranjero.

Los topes mayoristas se fijan en niveles que garantizan que los operadores puedan sostener y recuperar el coste de la prestación de servicios de itinerancia a los consumidores a precios nacionales.

Unas tarifas mayoristas más bajas benefician a los consumidores, ya que deberían garantizar que todos los operadores puedan ofrecer abonos de itinerancia competitivos, en consonancia con el principio de "Roam like at home".

La Comisión también debe evaluar las medidas sobre las comunicaciones intracomunitarias (llamadas y SMS desde el país de origen a otro Estado miembro) y verificar si es necesario, y en qué medida, reducir los topes para proteger a los consumidores.

La gratuidad de la itinerancia en la UE se introdujo en 2017. Desde entonces, los europeos llaman por teléfono, envían mensajes de texto y navegan más en el extranjero en la UE. Sin embargo, hay margen de mejora. En el último Eurobarómetro de febrero de 2021, el 33% de los encuestados que viajaron al extranjero tenían una velocidad de Internet móvil inferior a la que suelen tener en casa, y el 28% tenía un estándar de red inferior en el extranjero (es decir, una red 3G en lugar de 4G). Además, un estudio realizado por el Centro Común de Investigación descubrió que el 25% de los clientes había experimentado, al menos una vez, una peor calidad de servicio en itinerancia que en casa, incluso cuando las condiciones de la red podrían haber proporcionado una mejor calidad.

Fuente > Advanced Television
Actualizaciones de la comunidad
Otros temas
Temas
6 comentarios
Publica un comentario